Maestros de Gastroenterología

En el marco de las Jornadas de Educación Médica Continua, el Viernes 20 de Mayo de 2011 en la ciudad de San Miguel de Tucumán se llevo a cabo el Acto de reconocimiento como “Maestro en Gastroenterología” al Prof. Dr. Francisco Palazzo.
Con una importante concurrencia del público y la presencia de familiares, amigos y colegas se desarrolló este emotivo evento. Se conto con la participación del Dr. Mateo Martinez (Decano de la Facultad de Medicina de Tucumán), Dr. Carlos Fernandez (Presidente del Colegio Médico de Tucumán), Dr. Pablo Gonzalez (Director del Hospital Padilla de Tucumán), Dr. Daniel Lombardo (Presidente de la Asociación de Médicos Gastroenterólogos de Tucumán) Dr. Daniel Berbara (Presidente de F.A.G.E.) y el Dr. Mario Camaño (Secretario de Docencia e Investigación de F.A.G.E.) Con unas cálidas palabras, el homenajeado agradeció la distinción recibida.

Semblanza.

El Prof. Dr. Francisco Hugo Palazzo nació en la ciudad de Buenos Aires el 31 de Marzo de 1.940.
Realizó sus estudios primarios en Escuelas de Córdoba y Rosario y los secundarios en Mercedes (Bs. As.) y San Miguel de Tucumán.
Estudió Medicina en la respectiva facultad de la Universidad Nacional de Tucumán, egresando el 28 de Diciembre de 1.963.
Ya durante sus años de estudiante comenzó su camino docente en la ayudantía de Semiología, en Setiembre de 1960. Pasó luego a ser Jefe de Trabajos Prácticos (en el ´65), primero en la Cátedra de Matemáticas y Bioestadísticas, luego en la de Higiene y Medicina Social y, finalmente, de la 1° Cátedra de Clínica Médica (en 1.971). Su larga trayectoria asistencial la inició en el Hospital Rural de El Bracho, a la vez que asistía como concurrente, entre los años 1.964 y 1.971, al Servicio de Gastroenterología del Hospital Ángel C. Padilla. Fue nombrado como médico de planta en ese servicio de la especialidad en 1.971, ocupando su jefatura desde Octubre de 1.982 a la fecha.
Simultáneamente con estas actividades asistenciales, continuó con su carrera docente. Primero, con el cargo de Profesor Adjunto de la primera cátedra de Clínica Médica. Concursó luego por el cargo de Profesor Adjunto de Gastroenterología, en Setiembre de 1.987. Es, desde entonces, el único profesor de la especialidad que ha tenido la UNT. Este hombre vivaz, de hábitos formales, enérgico, sencillo y afectuoso, capaz de experimentar reacciones temperamentales y de pedir disculpas cuando algún exceso de su fervoroso carácter así lo aconseja, dejó huellas imborrables en todos los ámbitos en que se desempeñó.
Resultaría incompleto cualquier intento de aproximación a su caudalosa trayectoria no considerar que ha formado una numerosa familia con su inseparable esposa, 8 hijos y 24 nietos. Surgieron de ella también, profesionales médicos que continuarán con su frondoso legado.
A estos hijos deberán sumarse los otros, los innumerables alumnos de grado que a lo largo de su dilatada trayectoria docente universitaria recibieron sus brillantes clases magistrales y sus trabajos prácticos, ricos en hallazgos semiológicos y con detalles formativos integrales, tanto en el plano científico como ético-moral. Uniendo lo asistencial con lo docente, encaró también la formación y capacitación de post-grado en el Servicio de Gastroenterología (Sala XI), convertida el 22 de Diciembre de 1.999 en Unidad Docente-Asistencial de Gastroenterología. Por la misma, primero como concurrentes y, desde hace 3 años, como residentes, pasaron más de 60 profesionales de nuestra provincia y aledañas (Salta, Santiago, incluso Entre Ríos!) que completaron su formación en la especialidad, manteniendo siempre preceptos de profundidad académica con solidez moral que le hicieron ganar el respeto y el afectuoso recuerdo de sus discípulos. Igualmente prolífica es su producción científica, siendo incontables los trabajos realizados y publicados, desde el primero de ellos: La hidatidosis digestiva en el noroeste argentino, en 1.968.
Sin dejar de lado los importantes aspectos hasta aquí descriptos, debe destacarse que ha sido igual de fructífera su actividad societaria. Ha presidido nuestra Asociación de Médicos Gastroenterólogos en dos oportunidades y ocupó la Presidencia de FAGE en el período 1983-84. Es actualmente delegado de nuestra Asociación ante nuestra Federación, mostrándose siempre dispuesto a participar con sus clases y actualizaciones en los eventos científicos locales y/o nacionales para los cuales se lo requiere, apoyando con sus siempre oportunos y valiosos consejos a los pares de dichos ámbitos que se lo soliciten.
Es por todos los motivos expuestos que esta sede se enorgullece del reconocimiento concedido a tan pródiga trayectoria, con el ánimo de que sirva de ejemplo y guía para actuales y futuras generaciones, no solo del ámbito médico sino también de otros espacios de nuestra sociedad, necesitada de estas ricas y pujantes personalidades.
Dr. Claudio Daniel Lombardo Presidente Asociación de Médicos Gastroenterólogos de Tucumán

El Viernes 29 de Abril de 2011 se llevó a cabo el Acto de reconocimiento como Maestro en Gastroenterología al Prof. Dr. Hugo Tanno. El evento se desarrolló en el marco de las 7º Jornadas Entrerrianas de Enfermedades del Aparato Digestivo, en la ciudad de Paraná, Entre Ríos, con una concurrencia superior a las 300 personas y la presencia especial del Ministro de Salud de la Provincia de Entre Ríos el Dr. Angel Giano. En una ceremonia muy cálida y emotiva, el homenajeado agradeció la distinción recibida.

Semblanza.

Hugo Enrique Tanno nació en Rosario el 2 de marzo de 1943. Tras cursar estudios primarios y secundarios en el prestigioso Instituto Dante Aligheri ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario, graduándose como Médico en 1966.
Desde entonces, su actividad en los ámbitos académicos y asistenciales de la Hepatología no ha reconocido pausas. Su formación de post-grado incluye estadías en el Servicio de Clínica Médica del Hospital Rivadavia (Buenos Aires); en el de Gastroenterología del Hospital Centenario (Rosario); en la Unidad de Hepatología del Hospital das Clínicas (San Pablo, Brasil) y en la Universidad del Sur de California (U.S.A.). Ésta persistente, sacrificada y admirable inversión en conocimiento tuvo como justo premio una ascendente trayectoria en el ámbito académico de nuestro país. Hugo ingresó a la Cátedra de Gastroenterología de la Universidad de Rosario en el año 1968, entonces bajo la dirección del Profesor Juan Cortés y su carrera docente se inicia en 1971, como Jefe de Trabajos Prácticos de Gastroenterología. De allí en adelante, ocupó sucesivamente todos los cargos de la carrera, hasta asumir como Profesor Titular de Gastroenterología y Hepatología en 2001. En el área asistencial es Jefe del Servicio de Gastroenterología del Hospital Provincial del Centenario desde 1998. Fue artífice de la creación de la Carrera de Post-Grado en Gastroenterología en 2001, cuya Dirección ejerce desde entonces.
Pero sería injusto quedarnos en la mera enumeración de cargos y posiciones, sin destacar otras facetas de Hugo Tanno. Es un docente incansable, consciente de la responsabilidad que le cabe en la educación médica de los jóvenes. No creo equivocarme si veo en él, al igual que en quienes somos sus contemporáneos, la íntima necesidad de retribuir la generosidad que nuestros maestros brindaron a nosotros. Prueba de ello es toda una generación de gastroenterólogos/hepatólogos que reconocemos en Hugo como a uno de nuestros Maestros. Esta generación puede además observar, como parábola gratificante a todo Maestro, contar entre sus discípulos más jóvenes a sus hijos Mario y Federico.
María Inés, su compañera de toda la vida, con su paciencia, sacrificio y permanente apoyo ha sido, seguramente, el estímulo más sólido con que ha contado Hugo para lograr sus objetivos.
El nombramiento de Maestro en Gastroenterología con que la Federación Argentina de Gastroenterología honra a Hugo Tanno es un reconocimiento tan justo como obvio. Quienes nos sentimos sus discípulos estamos orgullosos de nuestro Maestro y compartimos con profundo afecto este nuevo Título de su admirable carrera.
Julio D. Vorobioff

El viernes 5 de Agosto de 2011 en la sede de F.A.G.E. en la ciudad de Córdoba se llevó a cabo el Acto de Reconocimiento como "Maestro en Gastroenterología" en honor al Prof. Dr. Julio Carri.
El evento se desarrolló en el marco de las Jornadas de Educación Médica Contínua con una importante concurrencia de público y la presencia de familiares, amigos y colegas del homenajeado. Además estuvieron presentes el Dr. Daniel Berbara (Presidente F.A.G.E.), la Dra. María Teresa Picolet (Presidente A.G.E.C.) la Dra. María Rosa Defagó (Presidente Congreso Gastro 2013), el Dr. Mario Camaño (Srio. Docencia e Investigación F.A.G.E.), y el Dr. Julio Vorobioff (Srio, Relaciones Internacionales F.A.G.E.)
En una ceremonia emotiva y cálida el Prof. Dr. Julio Carri dirigió unas palabras a los presentes agradeciendo la compañía y la distinción recibida.

Semblanza

Podría, quizás, hablar largo y tendido de mi amigo el Prof. Dr. Julio Carri. Sin dudas que destacaría su impecable carrera profesional, como Especialista en Clínica Médica y Gastroenterología y su labor como hombre de consulta; su tarea científica en investigación clínica y en la publicación de numerosos trabajos y su fructífera labor docente en las respectivas Cátedras y Sociedades y también, en la organización de numerosos eventos de pre y postgrado, que correspondieron al logro de las máximas distinciones en los cargos que ejerció y ejerce.
Recordaría, sin embargo, que los lazos que nos unen no se deben solamente a la admiración que siempre le profesé, sino también, a la influencia que pudo ejercer en mi persona y en la elección de la especialidad, desde el tiempo en que era una estudiante de Medicina del 4to. Año de la Facultad y fue mi primer jefe de Trabajos Prácticos en la Cátedra de Semiología, cuando compartía sus horas con el recordado Dr. Manuel Freytes, su amigo y maestro. Siempre rememoro algunas anécdotas de esa época de bohemia, pero también de contracción al estudio, como aquella de la pintura y decorado con flores de papel del subsuelo donde se desarrollaban las tareas de Gastroenterología. O cuando un compañero de comisión contrajo Fiebre Tifoidea y para no perder el ritmo, tuvimos el trabajo práctico en la misma cabecera de su cama de convaleciente.
Después los años transcurrieron. A pesar de transitar lugares comunes, nuestras vidas tomaron distintos derroteros. Lo que fue una relación profesor-alumno, docente- estudiante, se transformó en la amistad y la confianza de colegas, en la búsqueda de opinión ante la duda científica, en la consulta de un caso difícil y también en la organización de un Congreso o en la preparación de un trabajo de la especialidad. Son recuerdos imborrables e imperecederos que justiprecian una camaradería de muchos años y un respeto mutuo.
Sin embargo, sin dejar de asignarle valor a toda esta semblanza previa, preferiría destacar algunas cualidades del Dr. Carri que no son de fácil hallazgo. Empezaría por asignarle un valor importante a su moderación, en un mundo donde la vociferación y la intemperancia son moneda más que corriente y muchas veces se trata de imponer una opinión a viva fuerza; a su humildad, que es cualidad propia de las personas que no necesitan destacarse más que por su presencia y su reflexión serena y atinada, y a la prudencia, virtud que siempre lo caracterizó, para enfrentar las múltiples y azarosas vicisitudes de su vida profesional, científica y docente.
Es importante destacar además, los logros más importantes de su carrera profesional que a continuación detallaré: Profesor Titular de Medicina I (Facultad de Ciencias Médicas, U.N.C.); Director Académico de la Carrera de Especialización en Gastroenterología de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba; Presidente del Congreso Argentino de Gastroenterología 1999; Presidente de la Asociación de Gastroenterología de Córdoba durante dos períodos; Presidente, vicepresidente y Secretario de Relaciones Internacionales de la Federación Argentina de Gastroenterología; Miembro del Comité de Guías científicas de la Organización Mundial de Gastroenterología desde el año 2005 hasta la actualidad; Miembro del Comité de Nominaciones de la Organización Mundial de Gastroenterología durante los años 2007 y 2009; Miembro del Comité Editorial de la World Journal of Gastroenterology. Esas cualidades son las que justifican plenamente la distinción que se le otorga y son las razones, como más arriba expresé, que despiertan mi admiración por su persona y definen la amistad que por tantos años hemos cultivado.
Dra. María Rosa Defagó

El Viernes 10 de Junio de 2011 en la Sociedad Médica de la Ciudad de La Plata se llevó a cabo el Acto de reconocimiento como "MAESTRO EN GASTROENTEROLOGÍA" en honor al Prof. Dr. Juan Carlos Gomez. Estuvieron presentes los Dres. Raúl Matanó (Presidente Asociación de Gastroenterología de la Provincia de Buenos Aires), Prof. Dr. Henry Cohen (Presidente electo de W.G.O.), Dr. Alejandro Jmelnitzky (Ex Secretário Docente e Investigación de (F.A.G.E), Dr. Néstor Chopita (Ex Presidente de F.A.G.E.) Dr. Horacio Vázquez (Presidente de S.A..G.E) y los representantes de F.A.G.E. los Dres. Mario Camaño (Secretario de Docentes e Investigación), Dr. Jorge Camaño (Secretario Técnico) En un marco de calidez y emoción, acompañado por amigos y colegas, el Prof. Dr. Juan Carlos Gómez agradeció la distincion recibida.

Semblanza

El 15 de Junio próximo pasado la Federación Argentina de Gastroenterología, en un acto de la Sociedad de Gastroenterología de la pcia de Bs As realizado en la Sociedad Médica de La Plata, hizo entrega del título de Maestro en Gastroenterología al Profesor Dr Juan Carlos Gómez en merecido reconocimiento a su larga y fecunda trayectoria en el ámbito de las enfermedades del aparato digestivo destacando su sobresaliente actuación en la asistencia, docencia e investigación. En ese mismo acto la Sociedad Argentina de Gastroenterología (SAGE) también lo declaró Maestro en Gastroenterología. Además la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO) le entregó una plaqueta en reconocimiento a su valiosa contribución a la Gastroenterología internacional ante una nutrida concurrencia compuesta por familiares, colegas, discípulos y amigos.
El Prof. Dr. Juan C. Gómez se graduó de médico en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) en 1973 y luego de Dr. en Medicina en1981 con la presentación de la tesis Causas de esteatorrea. Experiencia en nuestro medio.
Su tarea asistencial como concurrente dio comienzo en la Sala III de Clínica Médica del HIGA San Martín. Posteriormente se incorporó al Servicio de Gastroenterología del mismo hospital y luego al del Hospital Rossi destacándose en todos ellos por su laboriosidad, capacidad y afán de superación lo que le valió el aprecio de jefes, colegas y pacientes.
En 1995 regresó al HIGA San Martín para crear el Servicio de Enfermedades Malabsortibas y de Soporte Nutricional al que dirigió durante 14 años hasta su jubilación imprimiéndole una categoría de excelencia y obligada referencia y del que es actualmente Médico Consultor.
Fue becario de la Comisión de Investigaciones Científicas de la pcia de BS AS. Fue auxiliar docente y es en la actualidad Profesor Libre de la Cátedra de Medicina Interna donde dirige la Sección de Intestino Delgado que ha desarrollado varios programas de extensión a la comunidad.
En el Servicio de Enfermedades Malabsortibas y de Soporte Nutricional a su cargo recibió y contribuyó a la formación de numerosos becarios nacionales y extranjeros.
Ha participado de numerosos cursos, jornadas y congresos nacionales y extranjeros de gastroenterología en calidad de relator y conferencista.
Tiene 87 trabajos Científicos presentados en Congresos Nacionales e Internacionales , 30 publicados en prestigiosas revistas nacionales y extranjeras y 42 Abstracts en Revistas Nacionales e internacionales de la especialidad, de entre todos estos merece ser destacado el concerniente a Prevalencia de Enfermedad Celíaca, primero en conocerse sobre este tema en Latinoamérica.
A todos estos logros científicos deben agregarse sobresalientes cualidades humanas como tolerancia, solidaridad y comprensión con colegas y pacientes, y estricto comportamiento ético en el desarrollo de su profesión.
Ha hecho un verdadero culto de la amistad cimentado en su espíritu jovial y sentido del humor lo que le ha valido un gran número de amigos.
Dr. José Curciarello | Dr. Raúl Echeverría

Abrir chat
Estamos para ayudarlo.